Madrid, ciudad de cine: la ruta de Almodóvar

¿Quién no ha tenido la sensación de estar dentro de una película del director manchego?

Mapa de Ruta de AlmodóvarFichas de Ruta de AlmodóvarDescárgate el mapa y las fichas de las localizaciones de las películas de Almodóvar en Madrid en pdf, imprímela y, ¡a caminar! Ruta del Madrid de cine de Almodóvar (por Asís M-O)

La mayoría de los extranjeros asocia Madrid con ciertas imágenes: la Puerta de Alcalá, el Estadio Santiago Bernabéu, la Cibeles, la Puerta del Sol. Me incluyo. Pero el Madrid que tenía en mente antes de instalarme aquí tenía algo más: las imágenes del cine de Pedro Almodóvar. Para una cinéfila como yo, que crecí viendo el trabajo de Almodóvar, vivir en Madrid implicaba vivir rodeada de los escenarios de sus películas.

Me imaginaba pasando mis días en un ático con vistas a la Gran Vía como Pepa en “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, o hacia la Plaza de Callao como Ángel en “La flor de mi secreto”. Me veía paseando por el Rastro como Riza Niro y Sexilia en “Laberinto de pasiones”. Fantaseaba con que Chus Lampreave fuera la portera de mi edificio.

No todas esas fantasías que traía en la maleta se han hecho realidad, pero Madrid me ha regalado momentos dignos de una película de Almodóvar. Y también me ha hecho experimentar la magia que debe haber llevado al director manchego a retratarla de la manera en que lo hace.

Y aquí es donde Pedro rodó una escena de…
Uno de los primeros recuerdos que guardo de mi llegada a Madrid es una parada por casualidad en la Plaza de la Villa. Iba camino al Palacio Real, y algo me hizo detenerme. Tenía la sensación de haber estado en esa plaza antes, como si algo muy importante me hubiera ocurrido allí en una vida anterior. Tomé una foto, y me quedé con la idea fija de descubrir de dónde nacía esa sensación. La respuesta estaba, cómo no, en el cine de Almodóvar: la Plaza de la Villa es escenario de una escena de “Átame”, una de mis películas favoritas.

Escena de "Átame" en la Plaza de la Villa

Escena de “Átame” en la Plaza de la Villa

Prácticamente cada día desde que he llegado a Madrid tiene relación con el cine de Almodóvar: visitas al Cine Doré; salidas nocturnas con paradas obligatorias en la puerta del Teatro Bellas Artes para suspirar recordando a Cecilia Roth en “Todo sobre mi madre”; paseos por Conde Duque en los que escucho a Carmen Maura gritar “¡Riégueme, no se corte!”; quedadas en las que mis amigos se detienen pacientemente –y quizás por enésima vez– en el famoso Museo Chicote, el tablao Villa Rosa, o la taberna La Alhambra cada vez que empiezo a recitar “y aquí es donde Pedro rodó una escena de…”.

Cada paseo es una aventura
Aunque creo que tengo localizados gran parte de los edificios, calles y plazas retratados en la filmografía de Almodóvar, sigo descubriendo nuevos escenarios casi a diario. Cada paseo es una aventura, y vivir en una ciudad de cine es perfecto para alguien como yo. Especialmente cuando, como por arte de magia, Madrid decide regalarme momentos cinematográficos. Y mi recuerdo favorito de estos años aquí es uno de esos momentos.
Llegó por casualidad una noche en la que decidí caminar a casa luego de visitar a una amiga madrileña. Podría haber escogido cualquier camino, pero decidí cruzar la Plaza Mayor. Una vez allí, encontré una plaza casi vacía, con sus luces encendidas y música apenas audible a lo lejos.

Fotograma de "La flor de mi secreto" en la Plaza Mayor

Fotograma de “La flor de mi secreto” en la Plaza Mayor

Me detuve en seco a admirarla en todo su esplendor, y recordé la escena de “La flor de mi secreto” en la que Juan Echanove rememora junto a Marisa Paredes la primera vez que la vio. La plaza se veía tal y como en esa escena, y casualmente yo había accedido a ella por la misma entrada que los personajes. Creo que nada de lo que he vivido en esta ciudad podrá igualar la sensación que tuve en ese momento: la de estar dentro de la película.

Vine a Madrid con la idea de que viviría en una película de Almodóvar, y puedo decir que no me equivocaba. Quizás no viva en un ático con vistas a la Gran Vía, quizás Chus Lampreave no me pare a diario en la puerta de casa para charlar; pero mi vida aquí es casi como la esperaba. Y el escenario es tan bonito como me lo mostraba Pedro cuando me encontraba a miles de kilómetros de aquí.

Fotogramas de las películas por cortesía de http://todopedroalmodovar.blogspot.com.es/.

Pantalla Adicta / http://conproyector.blogspot.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cooltura y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s