Madrileña nacida en… Rusia

3 de abril de 2001. San Petersburgo, Rusia

Cartel vintage Aeroflot

Voy en taxi camino al aeropuerto Pulkovo para ir a Madrid. Objetivo del viaje: curso de español para los extranjeros en La Universidad Complutense. Duración del curso: 3 meses.

Estoy feliz y nerviosa.  Adiós a mi oficina, jefes, trajes, tacones, reuniones, cielo gris, nieve no derretida todavía… Hola al sol, cielo azul, a la vida estudiantil, nuevos horizontes. Este respiro me va a ir muy bien, pensaba yo.

¡Primer “ups”: mi maleta tiene sobrepeso! Mi querida mamá me ha metido mitad de la nevera sin darme cuenta. Bueno, está pagado y olvidado.

¡Segundo “ups”: mi billete de vuelta es para dentro de 2 semanas en vez de 3 meses! El error es de una amiga mía, que me lo sacó a través de su agencia de turismo y ¡ha cambiado el rumbo de mi vida por completo!

Como dicen en Rusia “no hay nada tan eterno en la vida como algo temporal”. Vine con la maleta llena de ropa de verano, libro de Gazdanov y diccionarios para estudiar y me quedé para 11 largos años (y los que me quedan)…

Con el tiempo se borran muchos recuerdos de mis comienzos en Madrid, pero me ha hecho gracia el apunte de una amiga. Según ella, en uno de mis primeros mails desde Madrid le pongo  “a veces siento tristeza por no tenerte a mi lado, a mi familia y toda la gente que me quiere, pero cuando me levanto y veo que ya desde la mañana brilla el sol, parece que todo se arregla. Todo va a salir bien.”

Un breve resumen de 11 años en España:

– una hija bilingüe,

– un marido español,

– un gato con melódico nombre de Jazz venido de tierras catalanas,

– una larga lista de trabajos fijos y temporales,

– amigos fieles y otros no tanto,

– de 42 kilos a 53,

– aprendí a cocinar comida rusa para justificar mis orígenes,

– no aprendí a hacer la cama “como en los hoteles y como mi suegra”.

– sé disfrutar del ambiente de un bar estando de pie y no me choca mezclar la cerveza con limón.

– reconozco acentos de distintas regiones de España y otras naciones hispanohablantes, pero mantengo el mío propio soviético.

– pillo el humor español y con los años me río más de sus chistes que de los del “Club de la Comedia” de la TV rusa.

Yana Kyayveryaynen / yana@madrider.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Madrileño nacido en... y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s